¿Qué significa tener una relación abierta? Descubre los factores que debes considerar

Las relaciones cerradas no son más que un fenómeno cultural que depende de la sociedad. Este tipo de vínculo es muy común en occidente y se ha practicado por muchos años. Sin embargo, esta no es la única forma de estar en pareja. Cada vez es mayor la cantidad de personas que buscan alternativas al momento de establecer una relación. Esto va a depender de las necesidades, gustos e intereses que tengan ambas partes.

Ahora bien, las relaciones abiertas son aquellas en donde sus participantes no acostumbran a ser monógamos. Esto quiere decir, que ambos tienen la libertad de tener encuentros sexuales con otros. Incluso, estos pueden llegar a ser frecuentes con una misma persona. Estas se han vuelto muy populares en la última década. Siendo los jóvenes los que consideran este tipo de vínculos como una alternativa al momento de estar en pareja.

Debes saber que este tipo de relaciones no es para todo el mundo. Para tener una relación abierta y no fracasar en el intento, es primordial contar con una buena comunicación con tu pareja. Esto, acompañado de una autoestima alta, inteligencia emocional, honestidad, entendimiento y mucho afecto.

¿Son las relaciones abiertas el final de la monogamia?

La monogamia es un asunto cultural arraigado en la sociedad desde hace muchas décadas. Sin embargo, existen algunas culturas y religiones en donde la poligamia es bien vista. Por lo tanto, esto no significa que ambos puntos estén mal, sino que todo va a depender del cristal con el que lo mires.

Construir una relación de pareja no solo requiere amor y respeto. También es necesaria la comunicación y comprensión, además de la responsabilidad afectiva. No obstante, las relaciones se basan en acuerdos, tales como en qué estás dispuesto a ceder y cuáles son tus límites. Este aspecto es fundamental en cualquier vínculo afectivo, sin importar si es una unión libre o monógama.

Las relaciones abiertas no representan el final de la monogamia. Las personas que tienen un vínculo de este tipo es porque así lo decidieron. No es infidelidad ni un estilo impuesto, es simplemente la forma en la que una pareja decide llevar su relación. Son los acuerdos que ambos establecieron y les funciona de esa manera.

Debes saber que cada quien elige el tipo de relación que desea tener. Lo importante es que sea un vínculo sano, lleno de respeto, comunicación y sobre todo amor.

Riesgos que se pueden presentar en la relación

Las relaciones abiertas pueden llegar a generar vínculos fuertes, sanos y llenos de mucho entendimiento. Sin embargo, esto requiere de otros aspectos importantes además del amor. Por lo tanto, existe el riesgo de que pueda salir mal. A continuación, te indicaremos las principales desventajas de este tipo de parejas:

  • Celos: uno de los principales problemas que pueden haber en una relación abierta son los celos por los encuentros sexuales que tiene tu pareja. Esto va de la mano con la carencia de buena autoestima. Por lo tanto, es fundamental trabajar en la seguridad y confianza en ti mismo para no fracasar en el intento.
  • Infecciones de transmisión sexual: estas son sin duda el principal riesgo en una relación abierta. Es posible contagiarse con alguna ITS al tener múltiples parejas sexuales. Sin embargo, esto puede prevenirse usando los métodos convenientes como los preservativos.
  • Dolor emocional: este tipo de relaciones pueden generar dolor en una de las partes involucradas en el vínculo. Esto es provocado por el temor de que su pareja sea más feliz fuera de la relación. Estos sentimientos también se derivan de la baja autoestima, falta de amor propio y la poca comunicación.

Factores que debes considerar al abrir tu relación

Las relaciones abiertas pueden llegar a ser igual o más complicadas que las monógamas. Requieren de una serie de aspectos que si no se cumplen a cabalidad, es posible que termine mal. Si bien es cierto, el amor es lo que prevalece en cualquier tipo de relación. Sin embargo, existen otros factores muy importantes y necesarios para generar estos nexos.

La comunicación es sin duda la base de toda relación. Puede ser efectiva si ambas partes logran conversar de forma sincera, fluida y sin miedos. No todas las parejas dominan el arte de comunicarse. Es necesario tener conversaciones incómodas con tu media naranja. Y de esta manera construir la confianza necesaria que las relaciones abiertas ameritan. Por lo tanto, si buscas establecer un vínculo así, es primordial que este aspecto se encuentre bajo control.

Por otra parte, es fundamental llegar a acuerdos con tu pareja. Esto significa que ambos deben establecer sus límites y lo que están dispuestos a ceder o aceptar. Es un factor de suma importancia debido a que cada individuo expone lo que quiere y puede tolerar en la relación.

Ahora bien, es normal mostrar celos cuando notas algún interés de tu pareja por otra persona o viceversa. Sin embargo, en las relaciones abiertas esto es algo que no debe existir. Seguro estarás pensando que es muy complicado llegar a ese punto. Aun así, es importante que no habite ese sentimiento en ninguna de las partes. Debido a que una relación de este tipo no se va a mantener en el tiempo si se mantiene presente ese sentir.

La confianza es clave al momento de abrir tu relación y poder ser una pareja estable. Si ambos están de acuerdo y establecieron límites, confía en el proceso y disfruta a tu pareja libremente. Con una relación fuerte, ya podrán ingresar a paginas de citas que varíen su relación, como Joyclub o Amigos calientes.

Consejos antes de comenzar con una relación abierta

Antes de comenzar una relación abierta es fundamental que trabajes en la comunicación con tu amor. Es vital que lo compartan todo, es la forma de desarrollar una confianza inquebrantable entre ambos. Además, no olvides practicar la honestidad, ser sincero sin importar lo que suceda es primordial en una pareja. Tampoco dejen a un lado la pasión y el erotismo, mantengan viva la llama. Este aspecto sin duda debe estar presente siempre acompañado del romance.

Ahora bien, si te sientes seguro de quererla, debes conversarlo con tu pareja. Sé honesto, plantéale tu sentir, argumenta tus razones y explícale que deseas estar a su lado pero sexualmente, quieres abrirte. Trata el tema con respeto y delicadeza. Recuerda que se requiere de mucha autoestima y valía para mantener relaciones liberales. Así que es fundamental tener paciencia y darle tiempo de pensar si una relación abierta es lo que les satisface.

Share

Content writer en Buscatupareja.com

8 años de experiencia en el área de gestión y redacción de contenidos para páginas web. Macarena es licenciada en Comunicación y cuenta con un Máster en Comunicación Social. Se describe a sí misma como una persona creativa y siempre dispuesta a dar recomendaciones y consejos.