Cómo dar un buen beso: consejos y tips efectivos

Saber cómo dar un buen beso es una expresión corporal que transmite sentimientos y emociones. Es el lenguaje universal del amor, por lo que es más importante de lo que muchos piensan. Besar es un arte complejo y al mismo tiempo fácil de entender, es la acción que resume el sentir de una persona.

Es por ello que es fundamental saber dar un beso. Es un aspecto muy importante dentro de cualquier relación interpersonal. Al besar es posible demostrar cariño, ternura, pasión e incluso deseo. Son muchas emociones las que puedes transmitir con tan solo unir tus labios con otros.

Un buen beso se compone de múltiples factores. Lo primero, es tener una buena higiene y oler bien. Además de recurrir a las caricias y jugar con tu cabello. El contacto visual también es muy importante, los ojos son la ventana del alma. Combinando de manera adecuada estos elementos, dominarás el arte de besar.

6 consejos para dar el beso perfecto

Dar un buen beso no es tan sencillo, llegar a ese nivel de perfección solo es posible uniendo múltiples elementos. Seguro te estarás preguntando cuáles son esos factores fundamentales al besar. Por suerte, a continuación te proveeremos 6 de los mejores consejos al momento de dar un beso.

1. Está atento de tu aseo personal

Besar bien no solo implica saber mover los labios de la forma adecuada. Para que un beso sea perfecto, debes estar atento a tu apariencia y aseo personal. Si en tus planes está compartir unos besos con alguien especial, tienes que mantener una buena higiene bucal. Es fundamental que tu aliento este fresco y tus dientes estén limpios. Por lo tanto es recomendable tener pastillas de menta o chicles. De esta manera, podrás refrescar tu boca y no incomodar a tu conquista.

Por otra parte, debes cuidar tu apariencia en general. Toma una ducha antes de salir con esa persona y usa algún perfume con una fragancia agradable. También ponle atención a tu cabello y asegúrate de usar ropa limpia. Todo esto es importante al momento de una cita con alguien, en donde pretendes dar un paso y besarle. Con un buen aspecto y un ingenioso lugar para tener la cita tendrás más posibilidades de conseguir un beso,

2. Aprende a usar todo tu cuerpo

Dar un beso no es simplemente juntar tu boca con de otra persona. Es una acción que conlleva a usar el cuerpo. Previo a una buena sesión de besos, establecer contacto visual es primordial. Los ojos hablan por sí solos, estos no mienten y pueden transmitir eso que quieres decir y no te atreves. Mírale los labios, sonríele, hazle saber con tu mirada que te atrae y deseas besarle. Tómale la mano o juega con tu cabello, todo es válido al momento de besar.

Así mismo, puedes usar tus manos para rodearle por el torso y espalda al instante del beso. Además de acariciarle el cabello, las mejillas y el cuello. Hay un sinfín de alternativas para impresionar al momento de besar a tu conquista. Asegúrate de poner en práctica este recurso y usa tu cuerpo para hacer inolvidable la ocasión.

3. Siempre da caricias sutiles

Es importante que seas respetuoso y delicado al momento de besar a la persona que te gusta. Al contrario de lo que muchos piensan, no a todos les agrada un beso salvaje. Por lo tanto, es primordial que tengas en cuenta este aspecto y más si nunca has besado a tu conquista. Es por ello que debes ser sutil al acariciar a ese ser especial. Además de preguntarle si se siente cómodo con ese tipo de trato. Recuerda que el consentimiento es vital al instante de una sesión de besos. De esta manera, la experiencia será placentera para ambas partes.

4. Está atento al ritmo

Es importante que te tomes el momento con calma. Vive la experiencia lo más tranquilo posible, no te apresures. Mantener una sincronía al besar hará que la ocasión sea muy placentera. Para ello, tienes que estar atento a cómo reacciona tu pareja. Está al pendiente de sus gestos y su manera de besarte.

Cuando es primera vez que besas a esa persona, ir al mismo ritmo suele ser complicado. Sin embargo, no te preocupes y fluye con el momento. Lo principal es no ir rápido, los besos deben empezar lentos y delicados. Luego, si ambos lo desean, subirán la intensidad de los mismos. El truco es mirar los gestos de tu conquista, su comportamiento en general. De esta forma, sabrás si se siente cómoda y será una ocasión inolvidable.

5. La importancia de la lengua

La lengua es un músculo que nos permite pronunciar palabras, diferenciar sabores y además es una parte fundamental al besar. Saber usarla es un arte que no todos dominan. La razón principal se debe a que es complicado conocer su funcionamiento al momento de unos besos.

Lo primero que debes saber, es que no es viable usar la lengua en el primer instante, cuando empiezan a besarse. Para ello, existe el momento adecuado y ejecutarlo de la manera correcta, hará que la ocasión sea de mucho disfrute.

Ahora, un beso con lengua significa sensualidad, pasión y deseo. Este recurso se utiliza cuando la situación sube de tono y quieres ir más allá. Para ello, es importante que lo hagas lento, suave y con ritmo. Además, tienes que estar atento a las señales de la otra persona. Sabrás que lo estás haciendo bien por la reacción de tu pareja.

6. El final del beso

Una buena sesión de besos no debe terminar de forma abrupta. Esto significa que no puedes interrumpir el momento de manera brusca. La razón de ello, es que es probable que generes alguna incomodidad en tu pareja.

Al momento de finalizar un beso, es importante que utilices alguno de los recursos antes expuestos. Se delicado, sutil, acaricia su cuello y cabello, tómale de la mano. Luego, establece contacto visual y sonríele un poco. Por otra parte, no te quedes sin habla aunque sea una primera cita, inicia alguna conversación divertida. De esta forma, no generarás incomodidad en el otro.

Share