¿Qué hablar en tu primera cita? 8 temas de conversación para alejar los nervios

Al tener una primera cita con una persona que apenas conocemos, es normal sentir nervios. Te haces muchas preguntas. ¿De qué hablar? ¿Cómo comenzar la conversación? ¿Qué temas abordar? Puede que la mente te juegue una mala pasada, pero no te preocupes. Aquí te traemos algunas recomendaciones que puedes implementar.

Lo principal es que seas natural, sé tú mismo, sin intentar fingir ser alguien más o adoptar un papel que no te corresponde. Es importante enviar temas que puedan ser conflictivos, por ejemplo, la política, problemas de salud, el pasado o la religión. Hablar de sexo o de otras parejas tampoco es recomendable en la primera cita.

En una primera cita, lo ideal es dejar esos temas pesados de lado y abordar asuntos más triviales y cotidianos. Esto te dará más espacio para jugar y que la conversación fluya de manera amena, sin meterse en territorios peligrosos.

A continuación, te dejamos algunas ideas de los temas que puedes implementar en una primera cita. Con estas recomendaciones, seguro podrás romper el hielo con esa persona que tanto te gusta. Ve a por ello y deja que la conversación siga su curso con naturalidad.

1. Hablen sobre sus pasiones

No importa si se trata de libros, de viajes, incluso de deportes o algún otro pasatiempo. Hablar acerca de lo que te apasiona es una buena opción para conocer mejor a los demás. En una primera cita, este es un tema esencial con el que siempre tendrás conversación.

Sin embargo, intenta no ser demasiado monótono y predecible. Preguntar “¿Cuál es tu autor favorito?” tal vez sea muy común e insípido. Trata de ser interesante y habla acerca de lo que realmente te apasiona, sin importar qué sea. Recuerda que la actitud es lo más importante.

2. Compartan sus gustos sobre series y películas

Hablar acerca de las series y películas de moda nunca será mal tema de conversación. Es una buena oportunidad para romper el hielo y conversar de trivialidades que pueden hacerte conocer un poco más a esa persona. Aunque no lo creas, los gustos recreativos dicen mucho de cada quien.

No importa si prefieres los clásicos de Hollywood, o lo último en Netflix. Haz que la conversación sea agradable y que fluya, compartiendo sus puntos de vista y sacando alguna risa cuando veas la oportunidad.

3. Conversen sobre el contexto en el que se conocieron

Hablar acerca de las circunstancias que los llevaron a ese punto siempre es un buen inicio. Además de ser un tema sencillo, y con el que se sentirán cómodos conversando. Si se conocieron por medio de amigos, en el trabajo, en la calle o incluso en un sitio de contactos online. Es una excusa genial para rememorar los hechos que los trajeron ahí.

Por ejemplo, si se conocieron porque ambos practican una actividad en concreto, eso dará pie a un siguiente tema de conversación. Recuerda que lo ideal es que la charla se mantenga activa y fluya de forma natural.

4. Charlen sobre vuestra niñez

La niñez es un tema al que le puedes sacar mucho provecho. Las historias de la infancia dan mucho de qué hablar, en especial si son de la misma época.

Pueden conversar de los juguetes que solían tener, o de aquellos que nunca tuvieron y que aún añoran incluso siendo adultos. Recordar qué jugaban, qué hacían después de la escuela, o algún otro recuerdo cotidiano.

Puede ser divertido recordar anécdotas del pasado que los hagan reír y espantar los nervios. Tal vez alguna travesura que hicieron mientras eran niños. Es un tema genial para rememorar el ayer.

5. Hablen sobre la familia

Aunque este puede ser un tema sensible para algunas personas, hablar acerca de tu familia dice mucho de ti. La manera en la que te expresas sobre ellos es esencial, pues muchas veces determina rasgos de tu personalidad.

Contar algunas anécdotas familiares también es una gran opción para romper el hielo. Y si tienes la suficiente confianza, pueden abordar aspectos más profundos como la relación con sus padres, hermanos, entre otros.

6. Cuando te sientas en confianza, pregúntale qué piensa sobre ti.

En cualquier cita, en especial si es la primera, nunca está de más saber qué opina la otra persona sobre ti. Esto nos puede dar una idea clara de las intenciones de ambos, y si todo va en orden o definitivamente va en caída libre.

Es importante saber que, para hacer esta pregunta, debes haber establecido cierto grado de confianza. Así tu pareja se sentirá en confianza para ser honesta contigo.

Si todo sale bien, las probabilidades de que acuerden tener una próxima cita son más altas. Así que no lo dudes y compartan sus opiniones sobre el otro.

7. Conversen acerca de sus metas personales

Todo el mundo tiene aspiraciones. Hablar de tus ambiciones, metas y propósitos puede ser una buena manera de conocerse. Saber si la otra persona está en sintonía con tus objetivos, siempre es bueno, incluso en la primera cita.

Sin embargo, recuerda no ser demasiado específico sobre este tema, pues lo último que quieres es aburrir a tu cita. O peor aún, que crea que eres egocéntrico. Compartan sus objetivos y metas de forma amigable, siempre admirando y escuchando lo que la otra persona tiene para decir.

8. Suelta datos curiosos sobre el lugar en el que estén

El lugar que elijas para una primera cita es igual de importante que la cita en sí. Hablar del por qué escogieron esa locación puede ser un buen punto de partida.

Recuerda que las citas siempre tienen un propósito. Así que el lugar también debe estar asociado a eso. Ya sea una bonita cena en un restaurante, o un paseo por el parque. Ten claro el por qué lo escogiste y házselo saber a la otra persona de forma especial. Así siempre sabrás de qué hablar en la primera cita.

Share

Content writer en Buscatupareja.com

8 años de experiencia en el área de gestión y redacción de contenidos para páginas web. Macarena es licenciada en Comunicación y cuenta con un Máster en Comunicación Social. Se describe a sí misma como una persona creativa y siempre dispuesta a dar recomendaciones y consejos.